miércoles, 14 de junio de 2017

53ª entrega - CELCE Magazine · Nº 87 · Junio 2017

***

 

 En esta ocasión me uno al homenaje que se está realizando por toda España, con motivo
 del cien aniversario del nacimiento de Gloria Fuertes, en el castizo barrio de Lavapiés, un 
27 de julio de 1917. También encontré entre sus versos alguna mención a la cerveza, 
aunque de forma muy breve, bien en prosa o en verso. Fue distinguida clienta del Grupo 
Cruzcampo, S.A. de Madrid, según explico más adelante.

Por mediación de mis parientes en Ciudad Rodrigo (Salamanca) conocí a un religioso 
claretiano, y poeta además, mirobrigense que en tiempos de la bohemia, años 50, solía 
frecuentar tertulias literarias entre Valladolid, Segovia y Madrid. Por él pude conocer a otro 
religioso y periodista como era José Luis Martín Descalzo, a quien saludaba en la redacción
del diario ABC  y también por esa misma época, serían los años 80, visitábamos a Gloria Fuertes 
en su vivienda de la madrileña Avda. de Alberto Alcocer.

 

En una de aquellas visitas me presenté en casa de la poeta madrileña, coincidiendo no 
estaba ella en aquel momento. Llevaba un regalo consistente en una antigua caja de 
cartón, con 24 botellas de cerveza Henninger sin retorno. El portero no quiso hacerse
cargo  de la misma, y preguntando a los vecinos de su planta, puerta de enfrente, éstos
tampoco quisieron quedarse con él. Lo dejé junto a la puerta de Gloria Fuertes y como
pueden suponer mis lectores dicho regalo nunca lo recibió.



Por ese tiempo recuerdo que la desaparecida cervecera Henninger pasó a vender y
distribuir sus cervezas en Madrid, mediante empleados que se hicieron autónomos,
adquiriendo éstos los camiones a nuestra propia empresa. El departamento comercial se 
instaló fuera de aquella fábrica, en otras oficinas del Polígono Industrial Las Mercedes,
y en ese nuevo servicio se dispuso de un teléfono donde la misma Gloria Fuertes, en persona,
podía realizar sus pedidos de cervezas, refrescos, zumos, etc., 
para recibirlos en su domicilio.
Así hizo también cuando fue creado el Grupo Cruzcampo, 
S.A., en 1993, continuando como
clienta del mismo hasta poco tiempo antes de su fallecimiento, un 27 de noviembre de 1998,
a los 81 años de edad.

Pocos lectores sabían esta curiosidad y si bien su fama en televisión la llevó, entre las 
líneas de sus poemas infantiles hasta el corazón de los niños, ella se consideraba una 
poeta en permanente guardia para lectores adultos. Hay numerosos estudios sobre su obra
y se cuenta con ella en la mayoría de las antologías poéticas de España dedicadas a la
corriente poética de los años 50. Algunos entendidos la vinculan al movimiento
vanguardista del Postismo. Fue autora de una poesía coloquial y sincera. Su obra abarcó
de lo metapoético a lo metafísico  y de lo divino a lo social y solidario. Al mismo tiempo 
constituía un testimonio confesional y autobiográfico, según reconocía tanto en su libro 
Obras incompletas como en Historia de Gloria, ambos editados por Cátedra.

 

Desde sus comienzos Gloria Fuertes contó con el apoyo incondicional  de
Jaime Gil de Biedma, despertando también admiración en un poeta de la talla de José 
Manuel Caballero Bonald. Para ejemplo, me decido a reproducir unos versos donde ella
misma decía se consideraba…

Maletilla de las letras
por los caminos de España;
sin hacer auto-stop a los catedráticos,
ni  a los coches oficiales
ni a las revistas que pagan...
-sólo a los camioneros y a las tascas-;
... y no me dieron ninguna oportunidad
por ser nieta de puta y bastarda.
Ya toreo por mi cuenta,
sin permiso salto vallas,
siete corridas ya tengo toreadas
-quiero decir siete libros
igual que siete cornadas-
maletilla de las letras
por los atajos de España.

Hecho este apunte, y volviendo a salvar que el mayor de los éxitos le llegó por su literatura 
infantil con el apoyo de Televisión Española, donde encontramos ya una cita relativa a la 
cerveza es entre unos versos tan auténticos y suyos como los siguientes: 

Estoy más bien mal
como pájaro en la mano de un niño,
como pez en la playa,
como huérfano en asilo.
Estoy mal sin amor.
Sin buen amor,
porque cerveza tengo
cuando lo quiera yo.


En otra obra suya, Las princesas traviesas, publicada en Editorial Escuela Española, 
encuentro una graciosa conversación entre los personajes de esa posible obra teatral:

BERLINA (el mago).
- Antes de irme Alteza, ¿puedo añadir a la bebida un vasito de cerveza?
ROSAURO (el rey).
-  ¡Añade cerveza y anisete, pero vete!

Y una canción infantil, que aprendimos muchos cuando éramos niños, Gloria Fuertes la 
adaptó a su inagotable imaginación poética, de entre cuyos versos destaco los siguientes:

 
Cu-cú, cantaba la rana.
Cu-cú, debajo del agua.
Cu-cú, asomó la cabeza.
Cu-cú, quería cerveza.
Cu-cú, pasaba un tendero.
Cu-cú, vendiendo carero...

 En otro orden de cosas y con nuestro secular retraso, siento que Gloria Fuertes no viera el 
tributo que le han dedicado desde una compañía de aviación extranjera. Me refiero a la 
noticia ofrecida el año pasado por Norwegian Airlines, pues decidió incorporar la figura de 
 nuestra poeta al elenco de personajes que han homenajeado en las colas de sus aviones. 
En suma se trata del cuarto icono dedicado, en 2016, a la historia y las artes españolas en 
recibir tal honor, tras Miguel de Cervantes, Cristóbal Colón y Juan Sebastián Elcano.



Copio para nuestros lectores las palabras de Thomas Ramdahl, director general comercial
de la citada empresa de aviación: « El homenaje de Norwegian a Gloria Fuertes 
precede en unos meses a la celebración del centenario del nacimiento de la autora, 
que tendrá lugar en 2017. Gloria Fuertes es uno de los referentes de la poesía y literatura infantil
 y juvenil del siglo XX y está estrechamente ligada a la historia sentimental de millones de españoles, 
motivo por el cual es un honor para Norwegian
 contar con su figura en nuestro elenco de héroes ».


  
Lo dicho, me he salido un poco del hilo habitual en mi sección; pero merece el esfuerzo, 
su estudio y me alegro compartir este homenaje con nuestros lectores. ¡Salud y suerte!
***

martes, 23 de mayo de 2017

Homenaje de la Biblioteca Nacional a Gloria Fuertes.

***

 

Dicen con razón: "La Biblioteca Nacional, una de las pocas instituciones
de primer orden que se ocupa del Centenario de Gloria Fuertes". Han distinguido
a nuestra recordada amiga, con una particular exposición en la antesala del Salón 
de Lectura de dicho organismo. Ahí figura con derecho propio, entre retratos
de autores como Miguel Delibes y José Hierro. Dejo algunas fotos para mostrar el 
buen gusto de dicha exposición, y un par de enlaces para más información. 


jueves, 11 de mayo de 2017

Me gustaría contar contigo en la lectura


Me gustaría contar contigo en la lecturacontinuada de Gloria Fuertes.


El poeta no es poeta hasta que el pueblo nos lee.
El domingo 14 de mayo vamos a celebrar
a la poeta y poner el broche a la Exposición
Gloria Fuertes Centenario en su último día.
Ven a leer poemas de Gloria, participa en la lectura
continuada de su obra. Trae tu poema favorito
o lee uno de los que estarán a tu disposición.
Comenzaremos a las 12:30  y podrás leer
 a lo largo de todo el día.
Un acto abierto a todas las personas que quieran
poner voz a  la obra de Gloria. Te ruego me
ayudes con su difusión.

Un abrazo Fuerte,
Paloma Porpetta
Presidenta Fundación Gloria Fuertes.
                                            [Recibido]

miércoles, 10 de mayo de 2017

Estamos de enhorabuena...

***
Bienvenida la mejor Feria de Madrid.

Agradecido al Dpto. de Prensa Feria del Libro de Madrid 2017,
por el cartel que me han enviado. Les deseo muchos éxitos como
en años anteriores. Enhorabuena a su autora Ena Cardenal de la Nuez.
























***

domingo, 9 de abril de 2017

PALABRAS MORIBUNDAS...

***
Agradecido a la profesora Pilar García Mouton, por aceptar una sugerencia mía al concurso de
 "Palabras Moribundas", del programa de ayer, sábado, en Radio Nacional de España "NO ES UN DÍA CUALQUIERA",
que dirige Pepa Fernández. Se puede ver en el muro del Facebook de dicho programa,
la cantidad de comentarios que ha suscitado. Un cordial saludo a todos desde Madrid.








Aquí os dejo el enlace con el podcast correspondiente, buscar la 2ª horas, 
donde oiréis al llegar al minuto 23 el comentario y propuesta a los oyentes
del programa. http://www.rtve.es/.../neudc-080417-hora-2-2017.../3972718/
***

miércoles, 8 de marzo de 2017

52ª entrega - CELCE Magazine · Nº 86 · Marzo 2017

***
Por gentileza de Susaeta Ediciones, S.A. he recibido 
un detalle que deseo agradecer desde estas primeras líneas. 
Han sido mis vecinos, durante casi 50 años, pues no en balde
dicha editorial sigue activa en el mismo polígono industrial de la 
antigua Ciudad Satélite Las Mercedes, donde desarrollé toda
mi vida laboral en la desaparecida cervecera Henninger Española, 
S.A.

Se trata del ATLAS ILUSTRADO DE LA CERVEZA, editado 
como obra colectiva entre los años 2012 y 2014; es decir dos 
años de intenso trabajo entre la edición y su publicación. No en
balde son más de 250 páginas, en generosas dimensiones de 27 x 24
cm., papel de alta calidad, ilustraciones muy buenas, todo 
encuadernado en cartoné con tapa de relieve. Desde mi modesto entender 
un buen libro para introducirnos en ese curioso mundo, tan complejo al propio tiempo. 
Si además tenemos en cuenta que su precio es muy  asequible, puedo considerar que este
 ejemplar no debe faltar entre los anaqueles de la más sencilla biblioteca.

Porque son así, a mi entender, como han de ser los 
principios para querer, admirar, estudiar o difundir una 
materia que nos motive. Digo esto en contra de todo lo 
sencillo que pueda parecer el simple hecho de llenar 
industrialmente un botellín de cerveza. Cuando los 
estudiantes podían visitar una fábrica de cervezas 
muchos sintieron una natural atracción que los llevó, por 
sus estudios, a un posterior empleo y profesión formando
 parte de ingenieros, químicos o maestros cerveceros 
que han conseguido hacer de nuestras cervezas la cuarta potencia productiva
 de Europa.

Además del apoyo otorgado por las principales cerveceras
 de nuestro país, no hay duda de que el prólogo firmado por 
Jacobo Olalla Marañón, director general de Cerveceros de 
España -entre otros cargos relevantes en la industria cervecera 
española- vienen a ser un marchamo de calidad respecto a los 
contenidos de esta obra referida a un producto tan general y 
consumido en los cinco continentes del mundo. Por este detalle, 
pienso yo, han hecho bien en escoger las marcas más 
representativas de cada lugar, resumiendo sus datos a un breve 
texto comprensible por cualquier lector.

También han contado con la opinión profesional de ocho 
acreditados restaurantes, quienes desde su peculiar 
punto de vista gastronómico hablan igualmente del sentido cultural que añade
 este libro a la cerveza, su universo, historia, cultura, placer y  belleza.

Para realizar una cómoda lectura del libro, han tenido a bien
 dividir su contenido en tres partes. La primera dedicada a la 
historia, elaboración y tipos de cerveza, con cinco apartados 
cada cual más interesante; la segunda es una pincelada 
dedicada a la cerveza en el mundo, destacando un apartado 
propio para las cervezas españolas, y una tercera parte 
dedicada a la cultura cervecera propiamente dicha. En ésta me 
conviene resaltar todo el material que ha sido aportado por 
coleccionistas españoles, como así agradecen en los créditos 
fotográficos del final: Enrique Solaesa y hermanos González 
Rossi, entre otros afamados recopiladores de breweriana 
europea o mundial.

Gran parte de la base del material recopilado en este libro, son las fotografías. Y bien
 dicho que lo son para encontrarse con un lector aficionado a la cerveza, que quiera 
conocer algunos breves detalles sobre la misma al tiempo de admirar la belleza de sus 
diseños respecto a envases, etiquetas, tapones, copas, jarras… Porque todo, como cabe 
suponer, ha tenido un principio, se ha convertido en una tradición y ha dado en modernizarse 
acorde los tiempos actuales. Copio una de sus frases destacadas: “La cerveza no es sólo 
una bebida, es también cultura, historia, arte y pasión”

Hay especialistas, más críticos que yo, quienes piensan que dos páginas por tema 
cervecero puede resultar de escaso contenido. Saben mis amistades que este cronista 
suele situarse más de la parte del lector, al otro lado de mis artículos impresos, tratando 
de no agobiar su amabilidad por leerme y hacer entretenidas estas breves lecturas. 

Entrando en la consideración de las cervezas en el mundo, evidentemente destaca Alemania,
 con más de treinta referencias. Siguen Bélgica, Gran Bretaña, Irlanda, Chequia, Holanda, 
Francia, como los países vecinos más destacados. En Europa además tenemos Polonia, 
Austria, Luxemburgo, Irlanda, Noruega, Eslovaquia y Suecia. Sieguen Italia y Suiza, desde 
donde dan el salto a las cervezas estadounidenses, Canadá y México, pasando por 
Latinoamérica con más de veinte referencias; Asía y Australia también.
Mención especial, que es de agradecer en una edición de estas características para la 
cerveza en España. Buena exposición, breve y concisa, desde el siglo XVII hasta nuestros 
días. Muy buena relación de las marcas del Grupo Mahou San Miguel, Cruzcampo, Damm, 
Estrella de Galicia, La Zaragozana y la Compañía Cervecera de Canarias. Cuando trata del 
consumo de la cerveza en España, destaca  marcas históricas  Cruzcampo y El Águila. Por 
otra parte me parece todo un apoyo, para un club de las características como es Celce, en 
el desarrollo que hacen sobre envases y etiquetas; por supuesto también tratan de barriles, 
botellas, latas, pues no en balde explican qué es el anglicismo “breweriana” y su 
correspondencia con materiales según resultan coleccionables la cristalería, chapas, 
carteles, posavasos... Muy bueno.

Hay también un interesante apartado para la gastronomía relacionada con la cerveza.
Pero no recetas demasiados complicadas, y bien ilustradas; entre éstas Japón, México y 
Alemania. De nuestros propios platos, más otros internacionales, les relaciono: pulpo al 
horno, rollo a la cerveza, tortilla de cebolla, pan de cerveza, mejillones, gambas, la tarta 
Guinness, o las peras con canela y cerveza. Asimismo el atlas cita a la cerveza como un 
producto natural para la belleza, sus efectos en piel y cabellos. Más un dato que me 
recuerda la limpieza de utensilios en cobre, como yo veía hacer a los empleados de 
Cocimiento: hacían relucir sus calderas de cobre con levadura recogida en las bodegas.

En definitiva he disfrutado de su lectura; entretiene e ilustra, sin muchas complicaciones 
técnicas ni históricas, como debe ser –reitero- el cultivo de la curiosidad en el lector. Puede 
agobiar el generoso volumen, pero como tal, si se procede a disfrutar de su lectura en 
sosegadas tardes, acompañados de su cerveza preferida, les aseguro que pasarán buenos 
momentos. Tiene en su contra esa gran cantidad de información cervecera existente en la 
Red de redes; pero el contacto con el buen papel, el olor de por la calidad de sus tintas, las 
buenas ilustraciones, harán las delicias del amable lector que se adentrará, poco a poco en 
otros estudios más profundos. Mis felicitaciones a Susaeta Ediciones, S.A. por su esmero, 
durante tantos años, en hacer más asequibles, más cercanos al lector todos sus libros. 
Enhorabuena y ¡Salud!
***

miércoles, 18 de enero de 2017

LA BIBLIOTECA EMPIEZA EN LA GUARDERÍA INFANTIL


Homenaje a Gloria Fuertes, poeta, en el centenario de su nacimiento.

Gloria Fuertes y los miembros del APA Guardería Laboral Nazaret (Vallecas) final de curso 1981/1982

Ahora que mis nietas son alumnas del Colegio Público “José Calvo Sotelo”,  
en el barrio madrileño que lleva el hermoso nombre de Pacífico, voy a relatar
a los lectores de este Blog cómo inauguramos la primera biblioteca en una
guardería laboral de Vallecas; hoy sigue activa en el Alto del Arenal, y ahora tiene Metro.

Gracias a un familiar por vía conyugal, hace casi cuarenta años, tuve oportunidad de entrar
en contacto con una serie de intelectuales; entre éstos conocí personalmente a Gloria
Fuertes cuando vivía en la moderna Avenida de Alberto Alcocer, al norte de Madrid.
Frecuenté en varias ocasiones su domicilio, disfrutando de buenas tertulias junto a un
religioso claretiano y poeta, compañeros que fueron ellos durante la bohemia madrileña de
los años cincuenta.


  

En nuestra casa de Vallecas, con Margarita (profesora de la Guardería Nazaret) Martín Portillo Belinchón,
miembro de la directiva del APA, Dori Hernández y Pedro Miguel Ortega Martínez. Verano de 1982.
 
A comienzos de los años ochenta, la asociación de padres de alumnos de un colegio, o de
una sencilla guardería laboral, se conocía por el APA. Y en ella participamos varias familias
que teníamos inclinación por las artes, las letras o cualquier otra manifestación cultural.
Siendo presidente de dicho grupo, les propuse hacer un concurso entre nuestros hijos, con la
participación de sus respectivos familiares: consistía en imprimir en blanco y negro un
personaje de la poesía infantil de Gloria Fuertes, distribuir a la salida de las clases con el
encargo de devolverlo coloreado y cumplido un breve cuestionario. Todos los participantes
tendrían premio seguro.

El personaje de Gloria Fuertes que propuse fue: “Coleta la poeta”, según el libro publicado
por la editorial Miñón, de Valladolid, en 1982, e ilustrado por un artista madrileño: Ulises
Wensell (1945-2011) La respuesta al tema propuesto por el APA  de entonces, ahora
AMPA, fue masiva; padres y madres de tan pequeños alumnos recorrieron bibliotecas y
librerías del barrio, indagando esta cuestión. Lógicamente los libros a la venta se agotaron y
quien no pudo hacerse con él dejaron que los chiquillos pintaran con cualquier color tan
simpático personaje literario. Las respuestas tampoco se completaron del todo, pero la
participación fue total. Y dada la modesta economía de un APA como aquella, y en esos
tiempos, se procuró un merecido premio a todos los críos con lápices y plastilinas de
colores.




Portada del libro elegido para averiguar un personje y el autor del mismo, Ulises Wensell con Gloria Fuertes 
en la Feria del Libro de Madrid 1979

Después reuní todos los impresos y se los llevé a Gloria Fuertes, quien a su vez los remitió
por mensajería –sin que yo lo supiera- a su editorial en Valladolid. Un tiempo después, la
Editorial Miñón nos hizo llegar una caja enorme de cuentos y libros impresos a orillas del
Pisuerga. Este detalle fue suficiente para que la dirección de la guardería nos cediera un
armario existente en uno de los pasillos de mucho paso, y entre sus anaqueles colocamos
aquellos libros. Entonces la siguiente pregunta era ¿cómo realizar el préstamo a tan
menudos lectores, sin estar en edad de leer todavía?

Resolví con un método muy sencillo, colgar por dentro de una de las puertas un cuaderno y
un bolígrafo; los familiares que retiraran cualquier libro debían apuntar su título, fecha y
filiación de quien hacía la retirada. Si aquel libro no volvía y se quedaba en casa de las
familias, el proyecto se había cumplido en gran parte. Posteriormente sería la gestión del
APA, con sus modestos fondos quien repondría los ejemplares, además de solicitar y recibir
del entonces Ministerio de Educación y Cultura una gran cantidad de ejemplares para todas
las edades que fuimos incorporando a tan original biblioteca.

Terminaba por tanto aquél curso en la Guardería Nazaret, entre 1981 y 1982, con un acto
donde asistió la propia Gloria Fuertes. Fuimos a buscarla a su casa y en coche la llevamos
hasta esa parte alta de Vallecas; para Gloria era una zona  desconocida pues ella recordaba
nuestro barrio obrero más por el Puente de Vallecas, con sus casas bajas de ladrillo y calles
muy estrechas.

Puedo confirmar que la asistencia de familias y niños fue numerosa, pues llenamos el
comedor infantil. Todos esperaban que Gloria interpretara su papel como hacía en el
programa de TVE “Un globo, dos globos, tres globos”, o nos relatara alguno de sus cuentos
infantiles –que alguno comentó- pero no fue así. Para sorpresa de toda la asistencia allí
tuvimos a la poeta Gloria Fuertes, como ella se consideraba: poeta de guardia. Auténtica 
 
Gloria que tenía entre sus manos uno de sus mejores libros: “Obras incompletas” una
edición preparada por la propia autora que había publicado Cátedra, cuya venta en papel
alcanzó la 10ª edición en 2006.


 


Placas del Ayuntamiento de Madrid en el barrio de Lavapiés donde nació Gloria Fuertes y en su casa de Alberto Alcocer.
 
Resultó la lectura de una recopilación de sus mejores versos -según los críticos
especializados- en los cuales habló del amor, la vida humana, el cotidiano sentir y palpitar
que dictaban a nuestra autora las claves de su mundo poético. En él respiraban sus gozos,
sus penas y sus esperanzas; ella supo ponerlos en verso y comprensible para sus lectores.

Hizo una poesía personal y popular a la vez, con unos rasgos que difícilmente caben
etiquetar y clasificar, tal como citó la editorial Espasa Calpe en su momento. En definitiva,
aquella tarde-noche de un sábado pre veraniego, muchos vallecanos conocimos que aquella
poeta nacida en Lavapiés tenía un corazón poético por el cual estaba vinculada al postismo y
el surrealismo de posguerra, pues supo combinar la pertinente crítica social de unos años
muy difíciles en España, con un humor tierno e irónico a la vez, abundando entre éstos un
lenguaje directo y coloquial que trasciende hasta nuestros días.

Cuando volvemos a reencontrarnos algunos de quienes formamos aquel APA, seguimos
recordando dicho acto cultural. Ahora ya han pasado nada menos que treinta y cinco años;
nuestra descendencia se ha convertido en hombres y mujeres responsables que nos han
llenado con el gozo de los nietos; mientras nos sigue latiendo por dentro la sonrisa que nos
regaló Gloria Fuertes, la mantenemos viva mediante este sencillo homenaje en su memoria,
siempre y más ahora cuando está a punto de cumplirse el centenario de su nacimiento. 




En 2016 la Cía. de aviación Norwegian bautizó uno de sus aviones de pasajeros, entre
otros personajes de la literatura española, con el nombre y figura de Gloria Fuertes.

¡Viento!, ¡oye!, ¡espera! ¡no te vayas!... (Gloria Fuertes)

Nota del autor: Entre los años 80 y 90 del pasado siglo, el Grupo Cruzcampo, mediante su distribuidor en la
capital, fue proveedor directo en el domicilio particular de la autora y poeta madrileña.
***